Hemos asistido en el Teatro Pavón a la representación de una nueva versión del clásico de Oscar Wilde, “La importancia de llamarse Ernesto”, bajo la dirección de David Selvas.

La obra trata la vida cotidiana y sus costumbres, muchas de ellas se basan en los enredos. Aunque representa la sociedad victoriana de finales del siglo XIX, puede considerarse actual tanto en la forma como en el fondo. Presenta a unos personajes que se inventan una doble personalidad, Jhon y Algernon son dos amigos que llevan una doble vida. Jhon por un lado es una persona seria, es el tutor de Cecily, pero para divertirse se va a Londres y se hace pasar por su imaginario hermano Ernesto. Algernon igualmente miente para eludirse de sus obligaciones y sentirse más libre. Todo ello conllevará a una serie de enredos.

Es una comedia disparatada, divertida y a la vez profunda. Nos habla de la hipocresía y nos invita a luchar por lo que queremos, a buscar la libertad y no ser juzgados.

La obra cuenta con algunos momentos musicales, dándole un toque diferente y  más actual, con una escenografía muy bien conseguida. Por supuesto hay que destacar la espléndida interpretación del excelente elenco de actores. Sin duda, os la recomendamos, pasaréis una tarde amena y divertida.


                                                                                                     D.C. 

 

                                                                                                         

El pasado 14 de Marzo, se estrenó “Un buen colchón” en el Teatro Quique San Francisco de Madrid, y hemos tenido la oportunidad de poder disfrutar de ella. Está dirigida por Israel Solá, e interpretada por Carlos Chamorro, Veki Velilla y Víctor Palmero.

Es una comedia amena y divertida con un argumento sencillo, pero con grandes mensajes. Una crítica al consumismo y a la necesidad de éxito y de poseer lo exclusivo.

Una pareja treintañera consigue por fin irse a vivir juntos, parecen muy contentos e ilusionados con su nueva vida, ella prepara unas oposiciones e imparte  algunas clases de arte para ganar algo de dinero. Él intenta realizar algún trabajo a través de algunas redes sociales. Una noche tumbados en la cama, después de instalarse, leen una noticia que les llama la atención, un futbolista de primera división duerme en un colchón de 45.000 euros, un colchón casi divino. A partir de ahí inician una carrera desenfrenada y absurda por intentar conseguir el colchón que les solucionará la vida. Ésta se convertirá en una  auténtica pesadilla.

La historia cuenta con un narrador (Carlos Chamorro), que a su vez desempeña varios papeles. La actuación de los actores es espléndida. El sonido y la iluminación contribuyen a que la narración se desarrolle de forma armoniosa, aunque el escenario sea muy sencillo. 

Daros prisa en ir a verla, estará sólo hasta el 31 de marzo, pasaréis un rato ameno y divertido.

                                                                                                     D.C. 

 

                                                                                                         

El pasado 7 de marzo, Locosxlosespectáculos tuvo la oportunidad de poder asistir al estreno oficial de “Peter, El Musical”. Una producción española que ha recorrido el mundo con miles de representaciones y que ahora ha aterrizado  en el Teatro Alcázar de Madrid. Un musical basado en las aventuras de Peter Pan, el niño que no quería crecer. 

Es un espectáculo dónde se recrea la magia de una historia legendaria, en él descubriremos a los niños perdidos, los indios, las sirenas y los piratas en el País de Nunca Jamás. El público y especialmente los niños se sorprenderán de ver volar a sus personajes.

Cuenta con una ambientación muy lograda gracias a la combinación de decorados móviles, con grandes efectos audiovisuales y de luces. Quizás echemos de menos la presencia física de Campanilla, sin embargo, de manera muy original está representada con un puntero laser y efectos de sonido.

El elenco está formado por un amplio reparto de actores, bailarines, cantantes y acróbatas, con un vestuario alegre, colorido y divertido. Hay múltiples toques de humor, entre ellos los del pirata Starkey que hace participes de la historia a los espectadores.

Hay que destacar la puesta en escena de todo el elenco. Algunos de sus personajes forman parte del equipo directivo, Carlos J. Benito es el responsable de la Dirección vocal, encarna el personaje del Capitán Garfio y Peter, está interpretado por la directora artística Silvia Villaú. Aunque ésta última nos anunciaron que era su última representación después de muchos años. La dirección es de Tomás Padilla.

Un musical para toda la familia en el que todos nos volvemos un poco niños. No dejéis de verlo.

                                                                                                     D.C 

                                                                                                         

  Hemos asistido a una divertida representación de “50 sombras, el musical”, en la que no solo se parodia al conocido superventas, sino también diversos momentos de célebres musicales como “El rey león”, “El fantasma de la ópera”, “Los miserables” o “Sister Act”. Incluye también canciones muy famosas de Beyoncé o Lady Gaga entre otras, abarcando por ello muchos estilos musicales. 

            La obra cuenta la experiencia de tres amigas que tienen un grupo de lectura y deciden leer “50 sombras de Grey”. A partir de aquí se representa con mucho humor y mucha música la historia entre Anastasia Steele y Christian Grey, estupendamente interpretada por Anna Herebia y Leo Rivera. Las actrices Flor Lopardo, Paule Mallagaray y Lucía Ambrosini, encarnan los papeles de Beth, Pam y Carol, tres mujeres que, a través de la lectura del libro, se encontrarán a sí mismas y liberarán su sexualidad.

            Por tanto, un musical muy divertido, con papeles llevados al extremo de la parodia, una música muy variada y pegadiza, unas coreografías muy vistosas, y un elenco extraordinario incluyendo actores y bailarines de primer nivel. 

 

                                                                                                   E.C.

                                                                                                         

 Locosxlosespectáculos ha tenido la oportunidad de ver en el Teatro La Latina de Madrid  “Una rubia muy legal”,  un musical basado en la novela de Amanda Brown y en la película del mismo nombre. 


Es un espectáculo vivo, animado y lleno de color que transporta al espectador a un mundo a veces surrealista, pero nunca aburrido. 


La protagonista Elle Woods, es la presidenta de una asociación de estudiantes femenina, seguidora de revistas de moda, glamour y complementos, siempre de buen humor, aparentemente frívola y superficial. Por amor y decidida a recuperar a su exnovio, se embarca en una gran aventura, aprender derecho en la Universidad de Harvard. Algunas nuevas amistades le ayudan a creer en sí misma. 


La obra aborda grandes temas, rompe con los prejuicios y discriminaciones y subraya el poder de la solidaridad femenina. Uno de los principales mensajes es: sé tú misma. 


Es un musical en el que hay que destacar la gran puesta en escena de todo el elenco. Todos brillan en el escenario, actores, cantantes y bailarines. Cuenta con buenos decorados, muchos cambios de vestuario y de escenografía. Es muy visual, consiguiendo mantener al público muy entretenido y divertido. Totalmente recomendable. 

 

                                                                                                          DC 

                                                                                                         

El pasado 26 de Septiembre aterrizo en la cartelera madrileña uno de los musicales más esperados, sobre todo para aquellos fanáticos de la película protagonizada por Julia Roberts y Richard Gere. Casi 33 años ha tenido que esperar nuestro país para contar con la versión teatral de este gran clásico. 

Carline Brouwer es la encargada de dirigir el texto adaptado por JF Lawton y Garry Marshall del éxito cinematográfico de 1990. Contando con la música original y creada para el espectáculo de Bryan Adams y Jim Vallance. El guion es un reflejo de la película con variantes actualizadas a nuestra década.

El Teatro EDP Gran Vía de Madrid presentó por todo lo alto “Pretty woman el musical” con un lleno absoluto.  Roger Berruezo en su papel de Edward Lewis lo borda, un galán  carismático que se enamora perdidamente de Vivian Ward, una prostituta que está en busca de sus sueños, interpretada por Cristina Llorente, una reconocida actriz  en el mundo de los musicales.
   

La banda en directo dirigida por Gerardo Gardelin adaptan a la perfección la música del aclamado Bryan Adams, incluso alguna haciéndola más melódica. Quizás para nuestro gusto la escenografía un poco simple, un mismo escenario para los 140 minutos dónde varían algunos detalles del mismo para parecer que están en diferentes espacios. 

                                                                                                          CF

En un marco excepcional como es el patio del Teatro Quique San Francisco,  hemos asistido a una representación de la obra de Lorca "Amor de don Perlimplín con Belisa en su jardín"

Lo primero que sorprende es la puesta en escena de esta adaptación contemporánea, donde los escasos elementos que aparecen en la obra original (sillas, camas, puertas, balcones, jardín de la casa de don Perlimplín, así como la casa de su vecina) se dejan a la imaginación del espectador reduciéndose todo a un escenario diáfano tipo cuadrilátero.

Destaca Fernando Cayo en el papel de don Perlimplín, un hombre mayor que no conocía el amor y que se casa con la jovencita Belisa (Carmela Martins), presionado por su criada Marcolfa (Ana Belén Beas) en matrimonio acordado con la madre. Sin embargo, Belisa se enamora de otro hombre y su marido acaba enamorándose de ella hasta el punto de ser capaz de inmolarse por su amor. El protagonista también deja constancia de su buena voz cantando e interpretando algunas piezas al piano.

La representación transcurre de modo sobrio y próxima a la performance, combinando elementos de artes y campos diversos, como la música, la danza, el teatro contemporáneo y las artes plásticas consiguiendo momentos de gran belleza visual con numerosos símbolos, aunque no siempre fáciles de identificar para quien no conozca la obra original.

                                                                                                        EC

El pasado día 3 de julio, pudimos asistir al Teatro Fígaro de Madrid para disfrutar de la obra “Aristócratas Conversos”. Una comedia de José Andrés López de la Rica, producida por “Corta el Cable Rojo”.


La obra aborda de manera divertida la situación de una familia de la aristocracia venida a menos que lucha por mantenerse dentro de las familias más influyentes y para ello se embarca en una serie de enredos. Los personajes, marqués pusilánime, marquesa algo maniática, hija un poco excéntrica, duque egocéntrico, mayordomo astuto y cínico y un hijo más centrado, dan vida a situaciones ridículas que provocan la risa del público. Estos personajes estirados y engreídos en un principio, terminaran pareciendo simpáticos.


El escenario principalmente será un salón con decoración de casa noble, retrato de antepasados, grandes cortinas y tapices, vajilla de porcelana, copas de cristal…, todo ello encaja con el estilo clásico y en verso en que se desarrolla la obra.


El verso le aporta cierta comicidad a los textos, quizás difícil de conseguir con la prosa. A pesar de lo complicado que puedan resultar los diálogos, los actores realizan una gran interpretación, digna de destacar. Si quieres pasar un rato entretenido no dejes de verla.

                                                                                                     DC


Hasta el próximo 5 de agosto, podemos ver en el Teatro Maravillas de Madrid “MENTIRAS INTELIGENTES”, una comedia de Joe Dipietro, dirigida por Raquel Pérez e interpretada por María Luisa Merlo, Juan Jesús Valverde, Jesús Cisneros y Ana Escribano.


María Luisa Merlo
que interpreta el papel de Alicia, intuye que su marido oculta algo después de venir de jugar un partido de tenis con su hijo. A raíz de ese momento, intenta averiguar que ocurre e invita a su nuera e hijo a una cena en casa. Con astucia y perspicacia irá desgranando momentos y situaciones para llegar a buen puerto e intentar ayudar al matrimonio.


Es una comedia de secretos matrimoniales y de relaciones de pareja, donde las mentiras, asunto delicado, son manejadas con humor y cabeza. Es de destacar la fabulosa interpretación de todo el elenco, demostrando una gran complicidad en el escenario y una gran profesionalidad.


Una obra sencilla, inteligente y muy divertida. Por supuesto os la recomendamos, no os la podéis perder, el tiempo se os pasará volando y disfrutaréis de ella.


                                                                                                           DC


Tras el rotundo éxito cosechado por "El aroma de Roma"  en el Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida, los hermanos Lancha junto a Woody Aragón aterrizan en la capital con su primera gestación teatral para participar en la V edición de la extensión del Festival en Madrid.


El Teatro Reina Victoria de Madrid nos teletransporta a la antigua Roma. En uno de los peculiares bacanales organizados por Nerón conocerá al transgresor Cayo, un joven que sueña con ser bailarín. Pero una ofensa del segundo, provocará la irá del emperador condenándole a muerte.


Cayo deberá esconderse para no ser ejecutado, y la única opción viable que baraja es formar parte de la escuela de danza. Pero el destino le tiene preparado un plan diferente, y por error, acaba en la escuela de gladiadores del Senador Pisón. Una oportunidad única para poder demostrar que ser un saltator (bailarín) no es ser menos que un gladiador.


El musical es una sátira de la sociedad romana con guiños a la actual, con un texto perspicaz y divertido. Las canciones hilan a la perfección con el tempo de la narrativa. Agustín Jiménez (Pisón), Leo Rivera (Cayo), Jaime Figueroa (Nerón) o Lorena Calero (Popea) hacen una interpretación brillante, así como el resto de sus compañeros, logrando hacer cómplice al público presente. Sin duda, si queréis pasar un rato ameno tenéis hasta el 30 de Julio para presenciarlo.                                                                                                                          Cristina Fernández